Juego de muñecas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Viktor & Rolf decidieron jugar a las muñecas y por qué no, hacerlas desfilar de alta costura en París. Y para seguir con la divertida provocación, cubrirlas con patchwork de reciclados y denim artísticamente tratado. ¿Estamos frente a una compleja alegoría fashion para entender la realidad o es un ejemplo más de la desconexión que solemos tener de ella en el frívolo mundo de la moda?.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si esperaban un clásico vestido de alta costura, esta no es la colección adecuada. En esta propuesta los diseñadores nos trasladan hábilmente a una mentalidad de reciclaje sin perder la esencia de haute couture, la tendencia eco sustentable reafirmada.

En las prendas no solo encontramos minuciosos detalles realizados con material reutilizado, también nos sorprenden con sofisticados plisados de un brillante tejido japonés de alta tecnología que les permitió construir las arquitectónicas siluetas que los caracterizan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El ejército de “action dolls” de grandes ojos, piel y cabello de colores, algunas con animados remiendos caminaron con la música de Gazelle Twin de fondo, acentuando un carácter algo siniestro. La sorpresa vino después de finalizar la ensoñación infantil, mujeres y hombres de carne y hueso regresaron con los mismos atuendos solo que abiertos, dejando ver brillantes abrigos y bomber jackets, jeans y botas doctor Martens. A pesar de la caprichosa fantasía de los diseñadores belgas, muchas de las prendas podemos visualizarlas en la calle y los closets para jugar en la realidad cotidiana.

“Pensamos que si la realidad es tan rara en este momento, por qué no mostrar el lado surrealista de la realidad”  Rolf Snoeren

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde su creación, ser una muñeca promete una vida feliz, de patrones tradicionales y socialmente aceptados, siempre con una mirada alegre y una sonrisa impecable. Convertirlas en personajes distintos y exitosas con solo cambiarlas de ropa parecería reafirmar la idea de que la indumentaria tiene mas valor que la propia la persona.

Para Viktor y Rolf en cambio, esto no es un simple juego de muñecas de patchwork colorido, es una metáfora de la diversidad y la unidad. En un mundo tan desperdigado ¿Podríamos remendar tal desorden?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s